Propósitos de año nuevo

La época de la Natividad (Navidad), es un momento muy especial ya que marca la llegada del Maestro Jesús, no por su connotación religiosa, sino por ser el maestro depositario de esa semilla de quinta dimensión que venimos a experimentar.

Su llegada, su nacimiento, se produjo durante estas fechas como indicativo de que en estos días hay una venia, unos corredores energéticos que duran hasta que el ciclo de la navidad finaliza, el 31 de Enero.

Un corredor energético significa que durante un espacio de tiempo las cosas se hacen más rápido, sin esperas, sin limitaciones. Y esto es lo que está sucediendo durante estos días con las estructuras de quinta dimensión.

Se producen de forma muy rápida, si se ha comprendido y tenido en cuenta la Ley de Generación, equilibrando esa energía masculina/femenina, femenina/masculina en la individualidad de cada persona, lo que nos permite que se produzca la Generación Consciente/Santa y a la recogida de todo aquello que se haya sembrado.

 

«¿Porqué se lleva tanto tiempo haciendo peticiones, anhelos y deseos en fin de año y estos no terminan por concretarse? «

 

El motivo es muy simple, no es posible que se concreten al menos que no se tenga la conciencia de lo que es la Generación Consciente/Santa. Si no se tiene, no se genera, solo se crean dependencias del exterior para poder lograr esos propósitos.

La existencia de estos corredores energéticos durante estos días, es nuestra posibilidad de meditar los propósitos que se quieren experimentar , siempre desde nuestra individualidad / unidad, así como el amor hacia nosotros en esas peticiones.

Debemos de ser muy claros en aquello que queremos experimentar, no es una lista de deseos, es un ejercicio de consciencia de lo queremos generar en nuestra vida, sabiendo que esa posibilidad está abierta para nosotros si decidimos creer en ella. Todo aquello que se siembra, termina por recogerse, es la Ley de Correspondencia, al entender este proceso, comprenderás lo importante que es definir aquello que quieres sembrar, si no puede que nunca lo recojas o que recojas algo que no querías experimentar.

No solo estos corredores energéticos nos ayuda con nuestras generaciones conscientes. El momento de nuestro nacimiento, los astros asociados, también tienen gran influencia a la hora de potenciar esas situaciones que tenemos que desarrollar, y también nos muestran, como grandes maestros, esas dificultades que tenemos que transitar. Nuestro nacimiento está cargado de proyecciones, pactos e instrucción.

Si a estos corredores energéticos, les añadimos que los planetas que nos han influido en el momento de nuestro nacimiento están posicionados de tal forma que este nuevo año nos sea favorable energéticamente, nuestros avances todavía se realizarán más deprisa.

Esto puede llevarnos a creer que este es nuestro año y hay que aprovecharlo, bendiciendo nuestros deseos con amor, dinero, posesiones materiales …. pero por supuesto, tenemos que recordar la Ley de Causa y Efecto, si solo se vive siendo seres emocionales, desde la tercera y cuarta dimensión, entonces solo se va aprovechar esa magia para generar lo superficial.

Desde disfrutar de una pareja, el dinero y todo lo que lo material nos pueda ofrecer, pero es jugar al azar. Ya que cuanto la influencia de esos astros deje de beneficiarnos, si no se ha profundizado conscientemente en todo lo que hemos realizado, y como lo hemos realizado, entonces las consecuencias se experimentarán cuando esos astros ya no nos beneficien.

Cuando trabajamos en conciencia, esa energía nos acompaña de una manera especial, nos bendice cuando ya se tiene esa conciencia de expansión, nos ayuda, todo se produce mucho más rápido y el dharma se manifiesta de una manera especial. Y cuando llega el momento de aprender, porque los astros o los corredores energéticos ya no nos beneficien, cómo ya tenemos la conciencia, lo veremos como una oportunidad de seguir con nuestra evolución, no como mala suerte o castigo.

«Que es la diferencia respecto a lo que se ha hecho hasta el momento, la CONCIENCIA y el amor que integra y lleva esa conciencia»

 

Tenemos todo el mes de Enero a nuestra disposición para realizar una Generación Consciente de aquello que queremos experimentar para este nuevo año.  Para ello, debemos realizar una revisión detallada de los avances que hemos realizado durante el año que acaba de finalizar, no es necesario centrarse solo en los éxitos exteriores, si no en los cambios internos que hayamos terminado por integrar, y que han terminado por entregarte ese éxito.

Una vez hayas hecho esto, detalla aquello que vas a generar para este nuevo año, como lo vas a llevar a cabo y cuál va a ser tu proceso de Generación. El corredor energético que estamos experimentando durante este mes de Enero, generará la siembra que te permitirá ir recogiendo esas experiencias el resto del año. Depende de ti el querer aprovecharlo conscientemente.

Paz y Amor

María Belén e Iván
La Sabiduría de las Líneas del Tiempo®